MAG anuncia primeras inversiones para agricultura familiar

El ministro de Agricultura, Jorge Gattini, pidió en la tarde de este martes, "mucha seriedad" a los productores y demás sectores involucrados en la agricultura, al anunciar el inicio de las primeras inversiones de importancia por parte del Gobierno para la agricultura familiar.

Fue durante su visita, hoy, a la localidad de Repatriación, departamento de Caaguazú, donde cerca de 1.500 personas se congregaron para hacer entrega de sus carpetas con proyectos al propio jefe de la cartera agropecuaria.   Gattini dijo que de marzo a julio del presente año el Gobierno invertirá 18.600 millones de guaraníes en proyectos solo para el departamento Caaguazú. Este monto está proyectado para 5.393 productores que serán beneficiarios de las inversiones.   Informó, además, que si el Congreso Nacional aprueba la solicitud del préstamo que está gestionando el Gobierno, inmediatamente se invertirá en asistencia con infraestructura a otros 8 mil labriegos de la agricultura familiar.   El MAG ya dispone de un rubro de 802 millones de guaraníes para satisfacer las demandas de los labriegos de la zona de Repatriación, en este mismo momento, y se prevé que al llegar al próximo mes de julio la cifra de inversión para esta comunidad trepe a 1.206 millones de guaraníes, computando lo que se viene entregando desde diciembre pasado.   Refirió que inversiones similares y aún superiores se prevén en todos los departamentos del país pero que será necesaria "mucha seriedad" para llevar adelante los proyectos, esto tanto para los labriegos como para los demás sectores involucrados en administrar estas inversiones.   Gattini no habló de entrega de dinero en efectivo a ningún comité de productores, ya que la política del gobierno de Horacio Cartes es de asistencia, tanto en infraestructura como en el área técnica. El ministro señaló que los productores y sus respectivas autoridades ya deben plantearse la necesidad de trabajar en unidad, tal como lo hacen aquellos labriegos que están asociados mediante religiones o cooperativas.   "Veo acá gente religiosa (por la presencia de los miembros de la religión de los Pueblos de Dios). La diferencia entre nosotros y la gente religiosa como los menonitas es que ellos trabajan unidos, a través de cooperativas. Trabajan todos juntos y de esa manera pueden progresar. Los productores paraguayos trabajan más pero es necesario que también trabajen juntos", expresó el ministro.   "Lo que hoy les voy a pedir es seriedad. Tenemos que ser serios en lo que vamos a emprender", señaló el secretario de Estado.